Ir al contenido principal

Entradas

Feliz cuzcumpleaños, Sandrita.

Mi hermana: ¿Pero no vas a venir ni un rato a mi cumpleaños?
Leti (la cómplice): Tu hermana dice que no quiere hacer nada por su cumpleaños, que tú no vas a ir.
Mi madre (otra metida en el ajo): Tu hermana está fatal, que cómo eres, que ella está con la despedida y tú ni caso le haces.

JA.


El pasado 2 de abril fue el cumpleaños de mi hermana pequeña, Sandra. Probablemente la mejor persona que habite la Tierra y parte de la Galaxia. La mejor persona con la peor mala leche. Pero una mala leche de la hostia. Muy heavy todo. ¿Qué puedes hacer cuando quieres tantísimo a una persona así? Pues prepararle una fiesta sorpresa y rezar para que no te reviente -porque encima la nena hacía Taekwondo. Esto de rezar os prometo que es verdad verdadera.


Pues a espaldas de mi hermana le liamos una buena, aperitivos varios, sushi (¡que me enseñaron a hacer el otro día, por fin!) y tortillaca de mi madre. Y yo, por supuesto, le tuve que hacer esta tarta Minion porque la ocasión lo merecía. ¿Os gusta? De…
Entradas recientes

Call me, maybe

Hola, queris. El otro día os contaba por Twitter que había soñado que os llamaba a casi todos los "mutuals" (como dice ahora la juventud) y charlábamos un rato y molaba mucho y, a raíz de ese tuit, muchos me escribisteis diciéndome que cuando hiciera falta así que decidí que, oye, este año me iba a marcar un "Hola, soy Sita, 'Feliz Navidad!". 

¿Y cómo va eso? Pues nada, que entre la idea que me disteis y que estoy harta de las felicitaciones por WhatsApp (porque además es que soy un horror para felicitar fiestas y cumpleaños, no sé cómo lo hago que soy la persona más sosa de la galaxia) pues he pensado que este año me apetece llamaros y felicitaros por teléfono y hablar un minutillo o dos. Y al poner esto en Twitter, ¿qué ha pasado? Pues las redes sociales han pasado. 
Mucha gente piensa que las redes sociales son una mierda y no podrían estar más equivocados. Al final, creo que lo que te rodea en redes sociales es lo que tú quieres que te rodee. OJO: también …

It's Karma, biatch

Hola, queris. Que sí, que el karma existe. A ver, prisa, lo que se dice prisa, no tiene ninguna (ni la ha conocío) pero que existe ya os digo yo que sí. 

Y, ¿por qué estoy tan segura? Porque tengo trabajo. Pero no un trabajo cualquiera (que son todos muy dignos) pero es que tengo trabajo de lo mío. Esto ya es top top retop. Pero es que además de tener unos compañeros majísimos, un ambiente de trabajo que ni en mis mejores sueños me habría imaginado, ¡tenemos una mesa de ping pong y una pista de pádel! No, no sé jugar a nada de lo anterior pero, ¿acaso importa? Pero eso no es lo mejor, puedo afirmar sin miedo a equivocarme que el karma existe porque... *redoble* ¡¡¡la impresora está en mi mesa y no tengo que levantarme!!! 
Sí, voy a llorar infinitamente porque esto es algo con lo que había soñado toda mi vida, una que tiene sueños ambiciosos, ¿qué le vamos a hacer? Ay, es que no me lo creo aún. 
En fin. En cuanto al resto de cosas pueees. Pasapalabra. Ah, no, espera que ese término es…

Madre soltera NPE

Hola, queris. Sí, estoy un poco perdida pero creo que no es para menos. Ahora mismo no sé muy bien qué hacer con este blog porque ha significado tanto para mí y me ha ayudado tanto en unos momentos durísimos de mi vida que me da mucha pena abandonarlo o cerrarlo. Supongo que los que me seguís en Twitter o Instagram ya estáis más o menos al día de lo que me ha pasado, a los que no, a los que solo pasáis por aquí de vez en cuando pues os contaré un pelín lo que ha pasado (sin entrar en mucho detalle que ya me han dicho que eso no puedo hacerlo, yas). 
Hace tiempo leía las siglas MSPE y no sabía a qué hacían referencia. Las veía en algún hashtag y similar. Hasta que un día busqué en Google y descubrí que significaban "madre soltera por elección", que son unas mujeres a las que yo admiro de siempre pero, a la vez, era algo que me daba pánico vivir yo. Bueno, pues yo nunca he querido ser madre soltera, ni divorciada ni separada ni hostias en vinagre, y ahora me encuentro en que,…

¿Dónde está Nemo?

El estreno de la película "Buscando a Nemo" (28 de noviembre de 2003) coincidió -en mi cabeza- con el descubrimiento de SFDK y "¿Dónde está Wifly?" (2001), ello ocasionó en mi pobre cerebro una mezcla fantástica (pagaría por haber visto el resultado en el cine) de ambos títulos, dando lugar a "¿Dónde está Nemo?". Lo repetía tanto, cuando quería hablar de la película, que hasta mi profesora de Biología me tuvo que corregir entre risas. También, la pobre Ros, se llevó la explicación que os acabo de dar. Probablemente no le interesaba. 
Ros también se apellida uno de los integrantes de un grupo que participó en el primer festival de música al que asistí (Sidonie, Festival de los Sentidos de La Roda). Dato totalmente sobrante. Me firmó un autógrafo llamándome dulce, nos hicimos una foto y su guitarrista me agarró una trufi en plena instantánea. Probablemente no estuviera ni tocándome porque solo me di cuenta al revisar las fotos al día siguiente. Al año sigu…

Cómo las pezoneras salvaron mi lactancia

Hola, queris.

Os prometo que este no es un post patrocinado pero es que estas pequeñas joyas salvaron mi lactancia y lo quería compartir con vosotras por si os encontráis en una situación similar.


La verdad es que desde la primera vez que se enganchó, Emma me hizo mucho daño, pobrecica mía, con lo pequeñusa que era. Sí que parecía engancharse bien pero el agarre no debía ser correcto. Algo malfatal es que no supe pedir ayuda a las enfermeras, porque yo decía "me hace daño, tengo grietas", pero parece que no me expliqué con claridad. 
Y eso es lo que pasó, que a las pocas horas del primer enganche, ya tenía grietas, sangre y dolor total. Pero bueno, lo comenté con el primer gine que vino a verme y me dijo que era porque tenía el pezón plano y que debía estimulármelo antes de ofrecerle el pecho. Yo le pregunté si podía usar pezoneras, que me las habían recomendado y él me dijo que eran tonterías y totalmente innecesarias. ¿Pues qué haces ahí? Pues nada, le haremos caso. 
Cuan…

Posparto inmediato, esa gran mier

DA. 
Hoy os quiero hablar del posparto o puerperio inmediato. Bueno, de hecho llevo más de seis meses queriendo hablar de este tema. Pero eso de que cualquier cosa que diga o haga en internet sea súper vigilada y al ser un tema que va a ser un pelín polémico, me quitaba las ganas. Eso sí, teniendo en cuenta eso mismo (que todo lo que diga, no importa si es una queja o una celebración, será estudiado al milímetro para sacarle segundas intenciones) pues, ¿por qué no? 
Amiguis, bienvenidas a esta puta mierda. 
Has dado a luz, tienes a tu bebé en brazos o enganchado al pecho y llega el momento de subir a la habitación y presentarlo en sociedad. ¿Por qué? Porque, amiga, se acabó tu poder de decisión. Bienvenida a la maternidad. 
Espero que esta entrada te sirva para guiarte un poco si todavía no has tenido a tu bebé y tienes dudas sobre lo que hacer en esas primeras horas en el hospital. Te diré, querida mía, que hagas lo que hagas, alguien se va a molestar. Así que, haz lo que necesites.…