Ir al contenido principal

Jägercakes, verde que te quiero verde y derivados.

Vamos, vamos, que nos vamos. 

Hola queridos, I'm back. 




La mudanza está casi completada (uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierHASTA QUE SE MUDA). Sí, los que me seguís en Twitter sabréis que he dado la lata UN POCO con el tema mudanza pero es que ha sido tan infernal, tan mortal, tan gundesmontir... ¿a quién se le ocurre hacer una mudanza a finales de julio? Sí, a mí y a Mr. Michiguonder [home sweet home aka Michiguonderlandia]. 


Para colmo estamos teniendo un veranito que a ver quién es el valiente que se pone a hornear, ofrú, ¡qué calóh! Pero yo... tenía una obsesión... ¡y un horno nuevo!


Sí, caris, se me nota, tengo cierta predilección con cierto licor de hierbas: Jägermeister. 




Durante los últimos meses hemos teniendo un tórrido y verde romance el ciervo y yo. Desde el primer día que lo probé supe que acabaría llevándomelo al huerto (en mi caso, mi cocina): cupcakes de Jägermeister. Pero no era tan fácil, no no, había un problema: no lo encontraba por ninguna parte. 




Justo antes de la mudanza, el punto de obsesión por hacer unos cupcakes de Jäger había llegado a tal extremo que no paraba de pedir ayuda en Twitter para encontrar una mísera botella... y al final, me mandaron a ECI y allí estaba esperándome. Claro, que como no me había mudado y tenía media casa en cajas no pude hacer los cupcakes *facepalm*



La cosa es que ayer POR FIN tuve algo de tiempo libre, me armé de valor y apechusques e hice los primeros cupcakes en mi nuevo horno (que por otra parte es una absoluta maravilla). 


Y aquí tenéis el resultado, cupcakes esponjosos y un tanto pegajosos. Una delicia. Ahora queda ver quién es el valiente que se atreve a hacerlos en casa y para eso os dejo aquí la receta. 



Ingredientes para 10/12 cupcakes: 


 - 100 grs. azúcar

 - 100 grs. mantequilla a temperatura ambiente
 - 1 huevo M (hay que sacarlo de la nevera a la vez que la mantequilla)
 - 100 grs. harina
 - 1/2 cucharadita levadura 
 - 100 ml. Jäger (a temperatura ambiente)
 - colorante Wilton verde

Preparación: 


1. Precalentamos el horno a 180º. 

2. Batimos la mantequilla con el azúcar. 
3. Añadimos el huevo. 
4. Mezclamos la harina y la levadura, tamizamos y vamos añadiendo a la mezcla mientras batimos (velocidad baja). 
5. Añadimos el Jäger. 
6. Vamos añadiendo el colorante hasta conseguir el color que queramos.
7. Preparamos la bandeja de horno con las cápsulas llenando cada una de ellas 2/3 de su capacidad. 
8. Horneamos a 180º, altura media durante 20 minutos (apróx., esto va a depender del horno). 

En esta ocasión no preparé ningún buttercream porque en verano no me apetece mucho pero para la próxima vez probaré con alguno de caramelo o chocolate negro. 


Espero que probéis la receta, por cierto, cuidado con los vapores cuando abráis la puerta del horno ;) 




¡Jägercakes para todos!


@SitaFreak

Comentarios

Entradas populares de este blog

Estudio de endometriosis profunda, la película.

Como siempre ando haciendo las cosas al revés. Aún no os he contado cómo he llegado hasta este punto pero esto tenía que contarlo así que aquí os dejo esto y cuando tenga tiempo os contaré todo lo demás (intentaré sacar tiempo un día que no tenga carademierda para hacer un vídeo explicando mi experiencia con la endo como ya hablamos en Twitter). 
Como esta es la segunda o tercera parte de una historia que vengo contando desde hace dos años, no haré como J. K. Rowling y haré un resumen de los libros anteriores porque los que me seguís en Twitter ya sabéis de qué va la cosa. 
Todo empieza con los resultados de mi segunda Inseminación Artificial: negativazo. Nos habíamos tirado de cabeza a la piscina aceptando la inseminación con cuatro folículos (tres del ovario bueno y uno del ovario malo donde tengo el endometrioma de 5-6cm). Tras el negativo y al dejar la progesterona tuve una regla rara rara rara con visita a urgencias incluida en la que expulsé un tejido que dos ginecólogas me dec…

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5]
Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 



Yo también vengo a hablar del artículo ese del que usted me habla...

Hola, queris. Pues eso, ayer con un terremoto de escala 9.0 los cimientos de la #infertilpandy se sacudían de rabia junto a los profesionales ofendidos y con razón por ese artículo del que usted me habla.

[He decidido hablar como los políticos que pueden hacer lo que les salga del pijo y salen de rositas para que no me puedan empapelar tras este post porque claro, yo como ofendida denunciaría pero es que soy pobre, los que denuncian siempre son los ricos, ¿verdad? Pues esta es la única forma que tengo yo de denunciar, aunque sea una denuncia en diferido.]