Ir al contenido principal

Receta de helado frito para empezar bien el otoño.

Como regalito adicional por ser domingo os traigo una segunda entrada con una “receta” deliciosa y sencillísima. Hasta entrecomillo lo de “receta” de lo fácil que es. 


Desde la primera vez que lo probé, el helado frito –tan habitual en restaurantes chinos- me pareció un pecado mortal. También me pareció algo IMPOSIBLE de hacer, a ver, ¿cómo se fríe una bola de helado? Era una niña cuando lo probé, ¿vale? :P 



A principios de este verano me puse a buscar información sobre la receta, pensando que iba a ser complicadísima pero ¡QUÉ VA!


Después de leer unas cuatrocientas cincuenta y tres recetas llegué a una conclusión: REMIX. Así que con la idea de cómo tendría que quedar y las nociones básicas de la fritura de helados acabé probando del siguiente modo y en las fotografías está el resultado...



Receta de helado frito para dummies: 

Necesitaremos:

- helado del sabor que queramos 
- pan Bimbo
- huevo 
- harina
- bolsas para congelar, para bocadillos o papel film transparente
- aceite para freír
- azúcar glas para decorar


Preparación -hay que dejarlas preparadas unas dos horas antes de comerlas: 

- con un rodillo de cocina, aplastamos tres rebanadas de pan por cada bola hasta que queden lo más finitas posible (tres rebanadas valen para una bola de tamaño pequeño-mediano, la cantidad varía según el helado que vayáis a usar). 

- con una cuchara sopera ponemos el helado sobre una de las rebanadas de pan y ayudándonos con las manos y las otras rebanadas vamos dándole forma redondeada. Este paso hay que hacerlo bastante rápido para que el helado no empiece a derretirse con el calor de nuestras manos.

- una vez que tenga el tamaño/forma deseados, envolvemos la bola de helado -ahora cubierta completamente con el pan- con el papel film o metiendo cada una por separado en una bolsa y apretando el plástico contra la bola para que no pierda la forma. Las metemos en el congelador y las sacaremos justo cuando las vayamos a comer. 

- antes de sacarlas para freír preparamos el rebozado, batimos un huevo y le añadimos harina -sobre una cucharada o un poco menos- hasta que coja una consistencia algo más líquida que la cola blanca. 

- preparamos el aceite con la temperatura como si fuésemos a freír patatas de bolsa. Da igual si las hacéis en freidora o sartén. 

- vamos pasando cada una de las bolas por el rebozado y freímos hasta que queden como se ven en las fotografías. Es muy muy poquito tiempo, hay que estar muy pendientes y hacerlas de una en una para que no se quemen. 

- después de esto solo hay que pasarlas a un plato con papel de cocina para que se absorba el aceite restante y después servirlas decorándolas, si queréis, con azúcar glas. 

- comer al momento, el helado se habrá derretido un poco en la sartén y estará delicioooooso. 



Espero que probéis la receta y me contéis qué tal. 


¡Feliz domingo!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Estudio de endometriosis profunda, la película.

Como siempre ando haciendo las cosas al revés. Aún no os he contado cómo he llegado hasta este punto pero esto tenía que contarlo así que aquí os dejo esto y cuando tenga tiempo os contaré todo lo demás (intentaré sacar tiempo un día que no tenga carademierda para hacer un vídeo explicando mi experiencia con la endo como ya hablamos en Twitter). 
Como esta es la segunda o tercera parte de una historia que vengo contando desde hace dos años, no haré como J. K. Rowling y haré un resumen de los libros anteriores porque los que me seguís en Twitter ya sabéis de qué va la cosa. 
Todo empieza con los resultados de mi segunda Inseminación Artificial: negativazo. Nos habíamos tirado de cabeza a la piscina aceptando la inseminación con cuatro folículos (tres del ovario bueno y uno del ovario malo donde tengo el endometrioma de 5-6cm). Tras el negativo y al dejar la progesterona tuve una regla rara rara rara con visita a urgencias incluida en la que expulsé un tejido que dos ginecólogas me dec…

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5]
Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 



Yo también vengo a hablar del artículo ese del que usted me habla...

Hola, queris. Pues eso, ayer con un terremoto de escala 9.0 los cimientos de la #infertilpandy se sacudían de rabia junto a los profesionales ofendidos y con razón por ese artículo del que usted me habla.

[He decidido hablar como los políticos que pueden hacer lo que les salga del pijo y salen de rositas para que no me puedan empapelar tras este post porque claro, yo como ofendida denunciaría pero es que soy pobre, los que denuncian siempre son los ricos, ¿verdad? Pues esta es la única forma que tengo yo de denunciar, aunque sea una denuncia en diferido.]