Ir al contenido principal

Raviolis rellenos de puré de boletus y trampantojos.

¿Quién no ve Top Chef? Pues ¡fuera de aquí ahora mismo! Que nooo... A ver, yo, frikarda máxima, tengo predilección por este programa desde que descubrí a Chicote en la edición pasada de "Pesadilla en la cocina" y hace una semana hicieron una prueba en la que había que elaborar un trampantojo. ¿Qué es un trampantojo? Según la RAE: Trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es.




¿Por qué os traigo hoy una receta salada? Pues seguid leyendo para descubrirlo :) 
Me flipa la repostería, últimamente no he podido hacer mucho porque tengo los brazos mal remal peeeeero estos días he tenido visita de una amiga que quería hacer unas galletas así que he aprovechado y he hecho esto que tenía muuuuchas ganas de hacer. 





Yo también quería probar la técnica del trampantojo porque me parece muy original y muy divertida por lo que he hecho estos raviolis que no son lo que dicen ser. 


No hay pasta fresca, puré de boletus, salsa de tomate ni queso... Simplemente son unas galletas.






Oh sí, ya veo miles de cabezas explotando (¿miles? bleh) Aquí podéis ver el corte de los raviolis. Como podéis ver son dos galletas de mantequilla rellenas de dulce de leche. La salsa de tomate es en realidad Royal Icing muy líquido y el queso es azúcar glas. 






Pues nada, esta ha sido la diversión de hoy. Ya os enseñaré las galletas por las que ha venido mi amiga porque van a ser lo more. Lo MO-RE. 




Nos leemos en Twitter, yo mientras voy a comerme un kilo de galletas, chau. 





@SitaFreak

Comentarios

Entradas populares de este blog

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5]
Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 



Yo también vengo a hablar del artículo ese del que usted me habla...

Hola, queris. Pues eso, ayer con un terremoto de escala 9.0 los cimientos de la #infertilpandy se sacudían de rabia junto a los profesionales ofendidos y con razón por ese artículo del que usted me habla.

[He decidido hablar como los políticos que pueden hacer lo que les salga del pijo y salen de rositas para que no me puedan empapelar tras este post porque claro, yo como ofendida denunciaría pero es que soy pobre, los que denuncian siempre son los ricos, ¿verdad? Pues esta es la única forma que tengo yo de denunciar, aunque sea una denuncia en diferido.]

Camino FIV: La semana que estuve embarazada.

El pasado 22/02 me hacían la transferencia de un embrión de categoría C. Nuestro pequeño Minijedi o Chembrion. Desde ese día decidí que me iba a hacer ilusiones porque total si el resultado era negativo el hostión iba a ser el mismo sólo que no estaría dos semanas pensando en negativo, más bien todo lo contrario. 

Y así empezó la semana que estuve embarazada.