jueves, 25 de junio de 2015

Invitaciones de boda DIY y recomendación Optimalprint.

Voy a ratos pero estoy por aquí, #palabrita.

Hoy os quiero enseñar las invitaciones que he hecho para mi boda porque estoy contentíííísima y ya están casi repartidas todas (no tenía ganas de poner aquí las fotos CASI).


Mira mira...

Oye, es que tú las ves por fuera y dices "¡Uh, qué formales! ¡No le pegan nada a este par de frikazos!"... pero mira por dentro...


¡¡Súper freaks!! ¿Verdad? ¿Cómo que no? ¿Es que no estamos viendo la misma foto? Ah, no, calla, que os he puesto la invitación "formal". Es que la buena viene ahora... ¿preparados?


Hombre POSCLARO. ¿Cómo íbamos a hacer nosotros otra cosa? Nada nada nada. (Sí, hicimos dos tipos de invitaciones para que la parte más "seria" de los invitados no nos la tirase a la cabeza).


Decir que estamos contentos con las invitaciones creo que no se corresponde con la realidad... digamos que estamos ON FIRE.


Desde un principio supe que las invitaciones las tenía que hacer yo porque no me gustaba nada de lo que veía por Internet. Pero nada nada nada. Lo veía todo... demasiado misterguónderfac (if you know what I mean). Y nada, el diseño no era un problema... pero ¿¿y cómo las imprimo ahora?? 

En las copisterías de barrio me pedían lo típico: un riñón, sacrificar un pollo y un litro de sangre de Leprechaun por lo que esta opción estaba descartada... pero justo cuando me estaba rindiendo encontré la web http://www.optimalprint.es/ 

"¡¡Venga, valeeee, cogemos uno de los diseños que tienen en esta web que parece que tienen algunos divertidUN MOMENTO, SE PUEDEN PERSONALIZAR 100%!!" (extracto de una conversación real)

La atención de 10, la calidad de 10, la plataforma de 10, el precio de 10. Os la recomiendo sí o sí o sí. Yo ya tengo decidido que cada vez que necesite alguna invitación para lo que sea pienso hablar con ellos. Además tuvimos un problemilla con el primer envío que resolvieron de forma rapidísima. Vamos, que m'enamorao. 

Pero esto no es todo. 

Como habéis podido deducir el tema de la boda es muy peliculero y, ¿qué hace falta para ir a ver una película? EXACTICAMENTE ¡¡la entrada!!


*bailo una sardana*


Esto ya es más cutrecillo porque lo hice en una sola mañana en casa con mi mini guillotina de 1€ y un punzón que me produjo una epicondiolitis cojonuten pero es que no podía dar la invitación sin nada más. 

Pues estas son las invitaciones para el fiestón que estamos montando, espero que os hayan gustado :) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario