sábado, 10 de octubre de 2015

#StarWeds: Las fotos y el vídeo.

Y la boda pasó hace ya mucho tiempo... pero es que servidora ha encontrado un señor trabajazo y no ha tenido tiempo de enseñaros nada más...


Después de todo lo que organizamos para la boda (que ya iréis viendo) y lo que habíamos trabajado para hacer que fuese un día tan especial, no queríamos que nuestra boda quedase en el olvido o que solo pudiésemos recordarla con un montón de fotos borrosas hechas con el móvil y en unas condiciones, en la mayoría de los casos, lamentables (sí, en la barra libre había Jägermeister).



Encontrar alguien que se encargue de las fotos y el vídeo de tu boda no es una tarea sencilla... hay mil profesionales, cada uno tiene una forma de trabajar y encontrar alguien con el que conectes en ese sentido es jodido jodido. Que haya mil también mola porque hay mil parejas distintas, claro. Pero, ¿tan difícil era encontrar a alguien que no quisiese hacernos esa foto abrazando el árbol? You know what I mean. A SitoPolo y a mí no nos gustan mucho las fotos así que necesitábamos también que fuesen fotos en las que no tuviésemos que posar mucho y que no fuesen las típicas fotos de boda... Me explicaré con un ejemplo: entramos a la cena con una mezcla de la Marcha Imperial y la Marcha Nupcial (la hice yo, quien la quiera para su boda puede pedírmela y se la paso ^^) y nuestro viaje de novios será a Londres a visitar el Warner Bros Studio Tour Harry Potter (regalazo de mis amigos que no olvidaré ni en tres vidas)... ¡¡No podíamos tener una foto abrazando un árbol!!







Por suerte, mi querida Inma me enseñó el álbum de su boda y me gustó. Y me dijo el nombre del fotógrafo y me gustó mas. Y vi algunos de los trabajos del fotógrafo en su cuenta de Flickr y ya me enamoró del todo. Eso en cuanto a las fotos... sobre el vídeo aún no habíamos decidido nada.





Conforme se acercaba la boda, yo iba apuntando mil fotos que quería que nos hiciesen ese día (ya se sabe, la sombra de Pinterest es alargada) y yo estaba súper contenta por haber contratado un fotógrafo profesional y llegó el día de quedar con ellos para organizar los horarios y todo eso... y al llegar a su oficina tenían un casco de Magneto y yo supe, antes de hacer una sola foto, que definitivamente habíamos acertado de pleno... y empecé a hablar con Frank y con Marcelo (que se encarga del vídeo que finalmente contratamos porque si vas a bailar un tango en tu boda debe haber un vídeo para recordarlo siempre y eso ES LEY y el día que fuimos a hablar con Frank también nos estuvieron enseñando vídeos y nos encantaron) y a contarles algunas de las frikeces de las que tendrían que estar pendientes (como la entrada en el salón con la Marcha Imperial) y vi como sus ojos se abrían como platos y supe, de nuevo, que ellos tampoco se arrepentirían de hacernos las fotos y el vídeo. 



Y llegó el día de la boda y yo me había prometido que desde que fuesen las 18.00 y llegasen ellos a la habitación del hotel, iba a relajarme pues todo lo que pasase después no estaba en mi mano y así fue. Las fotos me daban pánico, nunca suelo salir bien porque no sé sonreír pero ese día no hizo falta forzar nada. A las 18.00 me llamaron desde la recepción del hotel para decirme que los fotógrafos habían llegado. Desde que ellos pasaron por la puerta con tres súper sonrisas, se me olvidó hasta que mi hermana no había llegado aún (¡y ella tenía que vestirme!).





Pero allí estaban mis amigas María y Gemma y mi querido PakPacoFran y llegaron Frank, Marcelo y Beni (el segundo fotógrafo) y de pronto llegó mi hermana y empecé a vestirme y llegó el padrino (mi primo)... Y desde ese momento ya se fue sucediendo todo en una espiral de risas y lágrimas de emoción y más risas y mis amigos tramando cosas (barras de fuet + cervezas + raquetas de bádminton incluidas). Entre los nervios y que no había dormido nada la noche anterior y que no había podido comer más que un saladito y un zumo en todo el día, se me olvidaron todas las fotos que quería para ese día menos una, quería que mis amigas y mi hermana me estirasen del corset en plan "Gone with the wind" PERO alguien tuvo una idea mejor y más MUCHO más divertida. Si el vestido no se rompió en ese momento no se romperá JAMÁS.






El buen rollo que hubo con estos chicos hizo que no parásemos de reír ni un segundo, por lo que en las fotos salía sonriendo de forma natural y no con mi cara de mierda habitual. Fue todo comodísimo y fue todo rodado. Quedaron unas fotos preciosas como las que os he puesto por aquí y muchas más que os iré enseñando.




Y esto sólo en las fotos y vídeo que hicimos en la habitación. Antes habían estado en casa de los padres del novio haciéndole fotos a él con su familia. Y al tener ceremonia, cóctel y cena en el mismo sitio, habíamos decidido hacernos la sesión de fotos antes de la ceremonia con first look incluido. ¿Qué es el first look? Ese momento que se ha puesto de moda últimamente en el que los novios se ven a solas antes de la ceremonia y queda un encuentro precioso. Ellos ya lo habían hecho antes con otras parejas pero los novios se habían visto antes de empezar la sesión. Nosotros también nos íbamos a ver o eso le había hecho creer yo a todo el mundo pero en mi cabeza iba maquinando otra cosa... Con ayuda de Frank, Beni y Marcelo, engañamos a SitoPolo, haciéndole creer que le estaban haciendo fotos mientras yo llegaba, nos veríamos y entonces haríamos el first look. En realidad, mientras fingían que le hacían fotos en la puerta del restaurante donde me pidió matrimonio, yo me acercaba por detrás. El vídeo de ese momento es precioso. Y menos mal que la gente que estaba en las terrazas no dijo nada mientras yo me acercaba todo lo sigilosamente que podía con el vestidazo que llevaba :_)



Estuvimos haciendo fotos paseando y un par de posados pero muy sencillicos. Después fuimos al hotel y también nos hicieron unas fotos y vídeos preciosos de la ceremonia y después fotos en el cóctel con todos los invitados. Me preguntaron si había alguna foto especial que quisiésemos hacer pero ya no me acordaba de nada así que nos animaron a subir al puentecito que tienen en la fuente del hotel y ahí nos hicieron unas fotos preciosas (aunque yo estaba acojonada pensando que un poquito de viento movería la cola, que se metería un poco en el agua, comenzaría a mojarse y a pesar y a meterse más en el agua y acabaría tirándome por el peso - esto en tres minutos, así funciona mi cabeza).






Por todo esto os los recomiendo. Son unos auténticos artistas y os harán sentir como si os pasaseis la vida en sesiones de fotos haciendo que, lo que esperaba que fuese un mal rato o, por lo menos, un rato incómodo se convirtiese en diversión pura :)




Un aplauso enorme para estos chicos y mil gracias de corazón.

Podéis visitarlos aquí:
http://www.frankcroft.com/
https://www.flickr.com/photos/frankcroft/
http://omnibit.es/
https://www.youtube.com/user/omnibit




6 comentarios:

  1. Muchísimas gracias Paola! Estamos muy contentos de que el resultado te guste, para nosotros fue una boda excepcional y genial en la que trabajar. :)
    Frank.

    ResponderEliminar
  2. solo llevabas un pendiente? o algunas fotos t los quitaste? enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, se me olvidó comentar eso en el post. Resulta que con los nervios olvidé los pendientes en casa y tuvo que ir mi marido a recogerlos y cuando nos encontramos me los dio. ¡¡Soy un desastre!! :D

      Eliminar