miércoles, 5 de abril de 2017

Tartaletas de fresas y Nocilla y LOVE YOUR CURVES

(Ahora es cuando hago como si no hubiese pasado nada de tiempo desde mi última publicación) 

Estaba yo el otro día buscando un regalo para mi hermana en mi querido Primark ("Si cuesta más de 20€ no me interesa" es mi motto) cuando llegué a la sección de bañadores porque, oye, eran las 10.15 de la mañana y no había nadie así que había que aprovechar para ver TODA la tienda. Allí que me llego yo, toda decidida cuando veo un bañador muy cuco con una etiqueta que reza "Love your curves" y a su vez "efecto reafirmante-faja-shape control-etc". Muy bien todo. Muy coherente.


Yo de las dietas paso como de meterme astillitas debajo de las uñas pero como buena mujer que soy siempre me ha perseguido la sombra del complejo corporal y cuando digo "sombra" digo "personitas majas" que te dicen cosas del tipo: "¡Qué delgada estás, deberías comer más!", "¡Qué gorda estás, deberías comer menos!", "¡Joder, ahora estás en medio y no sé muy bien cómo meterme contigo así que engorda o adelgaza porque me das todo el asco de la galaxia y todos los multiversos!" y eso, quieras que no, te acaba afectando.

Aquí tenéis una foto de un bañador como el que vi que he encontrado por Internet.

Y la reflexión que quería meter aquí con calzador es muy rápida y sencilla. Si tengo complejo por estar gordi-fucking-buena y me compro un bañador para disimularlo: 
a) no me pongáis "love your curves" en un producto para disimular mis curves.
b) el bañador me podrá disimular la barriga pero ¿DÓNDE METO ESTE CULO QUE ME HA DADO EL SEÑOR DIOR, PARFAVAR? 

Y ahora sin más dilación os dejo una receta fácil, económica y para toda la familia, que ahora que viene el verano hay que enseñar bien de chicha y si no tenéis es hora de que vayáis entrenando, porque ladies, vuestro cuerpo siempre va a ser criticado tengáis la talla que tengáis así que por lo menos os hacéis estos hojaldres que están bien bien ricos y que le vayan dando mucho apio al shape control.


Tartaletas de fresas y Nocilla

Ingredientes:
  • 1 lámina de hojaldre con mantequilla
  • Fresas cortadas en láminas (al gusto)
  • Nocilla (al gusto)
  • 25 g de mantequilla derretida para pintar 
  • Opcional: azúcar glas para decorar
  • Opcional: Nata montada 

Preparación:
  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Cortamos las tartaletas del tamaño que queramos. Después marcamos un marco interior a un centímetro aproximadamente del borde (lo podemos marcar con la parte trasera del cuchillo sin llegar a cortar) y pinchamos el interior con un tenedor para evitar que suba. 
  3. Colocamos las tartaletas en una bandeja de horno dejando espacio entre ellas. 
  4. Extendemos la Nocilla sin cubrir los bordes (podemos usar chocolate negro en tableta también). 
  5. Colocamos las fresas cortadas en láminas. 
  6. Pintamos los bordes de las tartaletas con la mantequilla que habremos derretido en el microondas (derretidla con antelación para que no esté caliente a la hora de pintar el hojaldre). 
  7. Horneamos a 200º durante 12-15 minutos hasta que los bordes estén dorados. Recomiendo ir comprobando a partir de los 10 minutos. 
  8. Las sacamos del horno y las colocamos en una rejilla hasta que se enfríen. Después podemos presentarlas con un poco de azúcar glas que queda muy de Le Cordon Bleu e instagrameable y definitivamente digo sí a ponerle un kilo de nata montada por encima. 

Ahora podéis imprimir la receta con este botón de aquí arriba para no andar guarreando el móvil cuando estéis con las manos en la masa y embadurnadas de mantequilla. Ea, a disfrutar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario