Ir al contenido principal

Tartaletas de fresas y Nocilla y LOVE YOUR CURVES

(Ahora es cuando hago como si no hubiese pasado nada de tiempo desde mi última publicación) 

Estaba yo el otro día buscando un regalo para mi hermana en mi querido Primark ("Si cuesta más de 20€ no me interesa" es mi motto) cuando llegué a la sección de bañadores porque, oye, eran las 10.15 de la mañana y no había nadie así que había que aprovechar para ver TODA la tienda. Allí que me llego yo, toda decidida cuando veo un bañador muy cuco con una etiqueta que reza "Love your curves" y a su vez "efecto reafirmante-faja-shape control-etc". Muy bien todo. Muy coherente.


Yo de las dietas paso como de meterme astillitas debajo de las uñas pero como buena mujer que soy siempre me ha perseguido la sombra del complejo corporal y cuando digo "sombra" digo "personitas majas" que te dicen cosas del tipo: "¡Qué delgada estás, deberías comer más!", "¡Qué gorda estás, deberías comer menos!", "¡Joder, ahora estás en medio y no sé muy bien cómo meterme contigo así que engorda o adelgaza porque me das todo el asco de la galaxia y todos los multiversos!" y eso, quieras que no, te acaba afectando.

Aquí tenéis una foto de un bañador como el que vi que he encontrado por Internet.

Y la reflexión que quería meter aquí con calzador es muy rápida y sencilla. Si tengo complejo por estar gordi-fucking-buena y me compro un bañador para disimularlo: 
a) no me pongáis "love your curves" en un producto para disimular mis curves.
b) el bañador me podrá disimular la barriga pero ¿DÓNDE METO ESTE CULO QUE ME HA DADO EL SEÑOR DIOR, PARFAVAR? 

Y ahora sin más dilación os dejo una receta fácil, económica y para toda la familia, que ahora que viene el verano hay que enseñar bien de chicha y si no tenéis es hora de que vayáis entrenando, porque ladies, vuestro cuerpo siempre va a ser criticado tengáis la talla que tengáis así que por lo menos os hacéis estos hojaldres que están bien bien ricos y que le vayan dando mucho apio al shape control.


Tartaletas de fresas y Nocilla

Ingredientes:
  • 1 lámina de hojaldre con mantequilla
  • Fresas cortadas en láminas (al gusto)
  • Nocilla (al gusto)
  • 25 g de mantequilla derretida para pintar 
  • Opcional: azúcar glas para decorar
  • Opcional: Nata montada 

Preparación:
  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Cortamos las tartaletas del tamaño que queramos. Después marcamos un marco interior a un centímetro aproximadamente del borde (lo podemos marcar con la parte trasera del cuchillo sin llegar a cortar) y pinchamos el interior con un tenedor para evitar que suba. 
  3. Colocamos las tartaletas en una bandeja de horno dejando espacio entre ellas. 
  4. Extendemos la Nocilla sin cubrir los bordes (podemos usar chocolate negro en tableta también). 
  5. Colocamos las fresas cortadas en láminas. 
  6. Pintamos los bordes de las tartaletas con la mantequilla que habremos derretido en el microondas (derretidla con antelación para que no esté caliente a la hora de pintar el hojaldre). 
  7. Horneamos a 200º durante 12-15 minutos hasta que los bordes estén dorados. Recomiendo ir comprobando a partir de los 10 minutos. 
  8. Las sacamos del horno y las colocamos en una rejilla hasta que se enfríen. Después podemos presentarlas con un poco de azúcar glas que queda muy de Le Cordon Bleu e instagrameable y definitivamente digo sí a ponerle un kilo de nata montada por encima. 

Ahora podéis imprimir la receta con este botón de aquí arriba para no andar guarreando el móvil cuando estéis con las manos en la masa y embadurnadas de mantequilla. Ea, a disfrutar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5]
Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 



Yo también vengo a hablar del artículo ese del que usted me habla...

Hola, queris. Pues eso, ayer con un terremoto de escala 9.0 los cimientos de la #infertilpandy se sacudían de rabia junto a los profesionales ofendidos y con razón por ese artículo del que usted me habla.

[He decidido hablar como los políticos que pueden hacer lo que les salga del pijo y salen de rositas para que no me puedan empapelar tras este post porque claro, yo como ofendida denunciaría pero es que soy pobre, los que denuncian siempre son los ricos, ¿verdad? Pues esta es la única forma que tengo yo de denunciar, aunque sea una denuncia en diferido.]

Camino FIV: La semana que estuve embarazada.

El pasado 22/02 me hacían la transferencia de un embrión de categoría C. Nuestro pequeño Minijedi o Chembrion. Desde ese día decidí que me iba a hacer ilusiones porque total si el resultado era negativo el hostión iba a ser el mismo sólo que no estaría dos semanas pensando en negativo, más bien todo lo contrario. 

Y así empezó la semana que estuve embarazada.