lunes, 8 de enero de 2018

Oda a la vecina de arriba.

A mi vecina from the bottom of my heASS, 

Oh, vecina. 
Contigo nos ha tocado la lotería. 
Si os juntáis de gallinero en casa
y la hora se os pasa
seguís de cachondeo 
aunque se os invite a iros a Oviedo [it's very difficult todo esto]

Oh, vecina. 
Tus andares me dominan
En plan niña del exorcista 
pero sin hacer el pinopuente 
porque yo soy de romperme fácil la crisma. 

Oh, oh, 
oh, vecina. 

Querida, 
sólo tú tienes ese arte que otras envidiamos
andar taconeando como si estuvieras en Gran Hermano. 
Babieca a tu lado corto se queda.
Cuando taconeas todo el día tiquití tacatá
me dan ganas de arracanDE VESTIRTE CON VESTIDITOS DE SEDA. 

El Olimpo te espera con sus puertas doradas abiertas
la hazaña conseguida antaño no merece otras prebendas
Arar la casa corriendo en tacones
porque viene visita imprevista 
y tienes mierdPOLVILLO en todos los rincones. 

Y, ¿ese arte 
para ponerte a martillear a las cuatro de la tarde? 
Ese arte innato, ese desprecio al bien común 
Esas ganas de cogerte y despachurrarte hasta que hagas BOOM. 

Pero entre todos tus dones, 
oh, mi Pandora, 
destacan, sin duda, sin vacilación, 
tus mañas para pasar la aspiradora. 
A cualquier hora, 
en cualquier rincón. 
¿No es verdad, vecina de amor, 
que en realidad lo que haces 
es ARAR el puto salón? 

Requiescat in pace tu tarima
Requiescat in pace, querida vecina. 

[De cuando tu vecina te tiene hasta el infinito y más allá pero te lo tomas con positivismo porque si no subes y se come tus zapatFELIZ NAVIDAD, PRÓSPERO AÑO Y FELICIDAD AI GUANA GÜIS LLU A MERRI CRISMAS]


No hay comentarios:

Publicar un comentario