sábado, 13 de enero de 2018

#UnaImagenUnaHistoria #1

Hola, queris. 

Me he apuntado a esta fantástica iniciativa de @misionmamaninja

Una Imagen, Una Historia ¿Cómo funciona?

"Cada semana subiré una imagen con los derechos de la persona que la haya hecho, lo único que tienen que hacer es copiar la imagen, echar a volar su imaginación en máximo una cuartilla y hacer una historia que les motive la imagen, no hay límite para el tipo de historia, es toda suya."

Nuestra primera imagen es de Paula, la pueden encontrar en todas las redes sociales y este es su link de su página si quieren conocerla más. Gracias de antemano. Porquesuenio


Y aquí mi historia: 

Tras años queriendo tener un bebé, pregunté por todo el mar, en todos los océanos, dónde podía conseguir uno. Nadie supo contestarme sólo acertaron a decirme que los bebés venían de algún sitio porque un día no estaban y al siguiente sí, que debía ser cosa de magia. Así que pedí ayuda a mi Hada Madrina, una preciosa sirena de pelo azul, ojos verdes y una sonrisa tan brillante que podría haber estado formada por millones de perlas. Ella me miró y me dijo que los bebés venían de París, pero que nosotros estábamos muy lejos por eso tardaban tanto en llegar pero cuando lo hicieran sería el momento más maravilloso de mi vida, me pidió aguardar, tener paciencia y me dijo que todo llegaría. 

Pero yo no quería que todo llegase, ni aguardar, ni tener paciencia. 

Volví al día siguiente a ver a mi Hada Madrina y le pedí un deseo. 

- ¿Y cuál será ese deseo? Sabes que no puedo traer un bebé.- contestó ella.
- Lo sé. No quiero un bebé. Quiero volar.
- ¿Volar? ¿Una sirena? No sabrías cómo batir las alas, eso para empezar.- refunfuñó mi hada. 
- Está bien. Pues quiero algo que me ayude a volar, por favor. 
- Bueno, estoy pensando en algo que quizás pueda funcionar… 

Así, mi Hada Madrina, le dio alas a una ballena y le enseñó a usarlas. 

- Y ahora, ¿adónde irás?- me preguntó entre animada y extrañada. 
- A París.

1 comentario:

  1. Ooooohhh! Preciosa historia, ojalá todas las sirenas pudieran volar a paris y que estuviese cerca. Ojalá tengan un hada madrina que ayude a cumplir ese deseo y sí ese momento es inolvidable.

    ResponderEliminar