Ir al contenido principal

Mi plan de parto

Hola, queris. Siguiendo el caos que domina mi vida, ¿por qué no os hablo ahora del plan de parto después de haberos contado el mismo? Oh, yeah.


Los que me sigáis por Twitter, sabréis que durante mi embarazo me acabé metiendo en esa suerte de sectas a las que llamamos hoy en día "grupos de Facebook", en este caso, de embarazadas, obviamente. 

El mundo de los grupos de Facebook no es que se merezca un post, es que se merece una serie de Netflix de nueve temporadas y 24 capítulos por temporada. 


En los primeros grupos en los que entré, que serían alrededor de ciento veinte o así, lo hice a lo loco. Sin pararme a mirar más que en el nombre apareciera la palabra "embarazada" o "mami" en su defecto y, bueno, madre mía, chico, como para quedarte en la bañera con las patas de fuera.

Algunas cosillas que he visto han sido: fotos de niños con alguna enfermedad medio-grave cuyas madres preguntaban si lo llevaban a urgencias o no (me mato), mujeres compartiendo las más locas supersticiones sobre embarazos como que no se puede tejer embarazada porque el cordón "ahogará" al bebé o que un eclipse lunar puede afectar al niño no nacido (me mato fuerte), todas las chorradas que cuentan los antivacunas (me mato tres veces ya) y cientos de barbaridades.

No nos olvidemos nunca de las faltas de ortografía gravísimas y de cómo cualquier persona que corrija a alguien en un grupo de Facebook será lapidado en la plaza mayor porque "es que tú no sabes qué vida ha tenido esta persona, a lo mejor es que no pudo estudiar nunca y no ha podido aprender a escribir bien". Nunca me han dicho esto porque nunca corrijo a nadie visto lo visto pero dejadme que conteste desde aquí: si tienes dinero para pagar una conexión a Internet y un móvil o un ordenador, CÓMPRATE UN LIBRO DE VEZ EN CUANDO. Also: también se puede leer en Internet y, así, aprender a escribir. Pero no, vamos a seguir con el cuentito de que a la gente no le han enseñado a escribir en el colegio, por favor. (Mira, es que ya está bien, esto y los del "puedo expresar mi opinión sobre lo que quiera y que tú me respetes" cuando están soltando opiniones que van contra los derechos y libertades de los demás) (No, no creo que escribir mal sea un derecho). (No, qué va, no me voy por las ramas.)


Volvamos. 

Una de las cosas que descubrí en estos grupos fue la existencia del plan de parto. ¿Está claro cuál es el plan, no? Llego al hospital con un bebé en la barriga y me voy del hospital con un bebé en brazos. Ah, pues no, chica, que esto tiene más miga. Y no, no te va a gustar. 

Tras leer varios planes de parto compartidos por algunas de las usuarias del foro que iban a dar a luz en España, en hospitales públicos o privados, pero que, por cómo lo contaban, parecía que fueran a parir en algún país del tercer mundo sin agua potable ni sanidad conocida, me decidí a buscar el formato de plan de parto del Hospital de Albacete. Y me sorprendió gratamente. Si tienes curiosidad o si lo necesitas, lo puedes descargar aquí

La verdad que no sé si ha cambiado algo porque me suena que han metido más información al principio. En fin, lo que debe quedar claro es que este documento lo llevas tú de casa y pueden o no hacer caso de todas tus peticiones siempre que ello no conlleve poner en peligro tu salud o la del bebé. ¿Esto lo entiendes? Ah, pues yo a la primera. Y no me parece que estén infantilizándome, que me traten mal por ello. Creo que los que han estudiado son ellos, fin. Que a lo mejor ahora soy menos mujer por ponerme en manos de médicos y dejar que hagan lo que ellos consideren porque WOW esa es MI decisión (que resulta que las mujeres podemos ser libres también eligiendo no tomar todas las decisiones y dejarlas en manos de profesionales, no te quitan el carnet de mujer, os lo prometo, así que tampoco tendrían que quitar el de feminista). 

Lo traigo calentito, lo sé. 

En los planes de parto, como el que os he dejado arriba, puedes indicar quién será tu acompañante, si quieres que haya monitorización continua o no, si quieres que te rasuren o te pongan un enema... Y luego también sobre el bebé y las medicaciones que se aplican al nacer, por ejemplo. Vale, en cuanto al parto, yo entiendo que nos montamos nuestro parto soñado en la cabeza y queremos que sea así pero es que llega el día y la cosa se puede torcer, a día de hoy y por lo que he leído en muchos sitios, lo de rasurar o los enemas ya no se hace nunca pero ¿y si necesitan monitorización constante? ¿Qué? Claro, que tú no querías, ya, ya lo sé, ¿y qué hacemos? ¿Nos arriesgamos a que el bebé no esté bien porque tú no quieres estar atada a la cama como me pasó a mí? Pues no creo que haya ningún médico que vaya a hacerte caso en ese punto. Espera, que me corrijo, pues ESPERO que no haya ningún médico que vaya a hacerte caso en ese punto. 

Está guay que te den la opción de llevar este documento con tus preferencias, incluso te dejan llevar música. Pero, en serio, ¿hay que montar el drama padre porque no han hecho caso de una de tus peticiones alegando que lo hacían por el bienestar de tu bebé o el tuyo propio? ¿Hay que montar el peliculote de la vida por esto? Creo que ese malestar generalizado y ese "esto lo hacen porque soy mujer y me están tratando como a una niña" nos hace más mal que bien. Cuando leía todas las historias de terror sobre partos y luego los planes de parto de quince páginas (que seguro se van a leer en el hospital cuando lo lleves, no lo dudes) me ponía mala pensando qué me iban a hacer a mí. Hasta que decidí que no me estaba haciendo ningún bien y empecé a huir de determinados grupos. 

Está claro que aún falta mucho para que la igualdad sea real en la sanidad, por favor, que tengo una enfermedad con una media de diagnóstico de siete-nueve años (a mí nueve, yuhu), ¿me vais a hablar a mí del caso que nos hacen los médicos? Pero en este caso hablamos de un parto que, muy probablemente, normalmente va a salir genial y sin complicaciones, ¿queréis pasar semanas comiéndoos la cabeza con todo lo que podría pasar y todo en lo que podrían pasar de vosotras?

Sé que me está quedando un post súper "antifeminista" pero, de verdad, que no encontraréis a nadie más preocupada que yo en que a las mujeres nos hagan caso con nuestras enfermedades y nuestras mandangas. Pero, por favor, jugar el continuo papel de "es que porque soy mujer" no, por favor. Que creamos vida, joder. 

Sin duda lo que me hizo reventar fue leer que alguien se quejaba de infantilización de la mujer porque su gine le había dicho que bajase el culete en el potro. Pues oye, yo prefiero que me digan "chiqui, baja el culete" a que me suelten un "¿puede usted bajar el trasero, por favor?", que me caerían cincuenta y ocho años, hombreporfavor. 

Bueno, creo que no me dejo a nadie sin ofender, espera, por si acasito voy a dejaros uno de mis mayores logros de juventud. Ocurrió cuando tenía unos catorce años, me crucé por la calle con un torero de Albacete, mientras me acercaba le sonreí, él me devolvió la sonrisa y cuando nos cruzamos yo le dije "eres un asesino". Oh. Poesía. Ya estamos todos. 

Ahora sí. Porfa, si quieres hacer tu plan de parto, adelante. Deseo que puedan llevarse a cabo todas tus peticiones pero no te obsesiones con ello. No pases tus últimas semanas de embarazo pensando en ¿y si me rasuran? ¿y si me ponen las correas y no me puedo mover? Lo que tenga que pasar, pasará. Pero tú al final, con ayuda de un maravilloso equipo médico (en la inmensa mayoría de casos), tendrás a tu bebito en brazos. 

Un besote. 

PD: Y no, yo no hice plan de parto. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5]
Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 



Yo también vengo a hablar del artículo ese del que usted me habla...

Hola, queris. Pues eso, ayer con un terremoto de escala 9.0 los cimientos de la #infertilpandy se sacudían de rabia junto a los profesionales ofendidos y con razón por ese artículo del que usted me habla.

[He decidido hablar como los políticos que pueden hacer lo que les salga del pijo y salen de rositas para que no me puedan empapelar tras este post porque claro, yo como ofendida denunciaría pero es que soy pobre, los que denuncian siempre son los ricos, ¿verdad? Pues esta es la única forma que tengo yo de denunciar, aunque sea una denuncia en diferido.]

Estudio de endometriosis profunda, la película VII

Bueno, vamos a acabar con esto de una vez. Desde la última entrada he tenido dos citas con el ginecólogo para ver los resultados del estudio pero no las había compartido antes porque necesitaba convertirlas en textos con algo de humor para no tirarme por la ventana. Como no puedo, porque no puedo, os las comparto sin GIFs, sin chistes ni tonterías para intentar ayudar a alguna chica que esté en mi misma situación. 
Como os comentaba anteriormente yo fui al gine a pedir la siguiente información:  - Información sobre posible derivación - Compatibilidad de ACOs (anticonceptivos) y ácido fólico - ACOs recomendados para endometriosis (la gine de esterilidad me recomendaba Levobel o Drossure, el médico de cabecera me había dicho que eran lo mismo y me hizo receta para Levobel que no había comprado aún) - Posible afectación de la vejiga por la endometriosis (como me había dicho la gine de esterilidad en la última consulta que tuve con ella) - Solicitar marcadores tumorales, resonancia magné…