Ir al contenido principal

Worst ever.

Hola, queris. Tenía ganas de pasar por aquí. Últimamente tengo mucho mucho mucho lío y me he olvidado ya de lo que significa "tener tiempo libre" pero me sigo acordando del blog y echo de menos escribir. Y leer, echo tanto de menos leer... Llevo como dos meses sin leer un libro pero bueno, tampoco es que eso sea lo peor. ¿Y qué es lo peor? 


Lo peor no existe. 

Y aquí, aquí me bloqueo. Y no solo pasa mientras escribo, me pasa al vivir. Me pasa en persona. Quiero vivir, quiero hacer algo distinto y, de pronto, llega el bloqueo. Y desperdicio una oportunidad tras otra de volver a vivir. ¿Por qué? 

Pues, ¿por qué no?

Y en un minuto mi bloqueo me roba todo lo que había planeado durante días, lo que iba a hacer, cómo lo iba a hacer, cuándo lo iba a hacer. De pronto, ya no sé quién soy, ya no recuerdo lo que iba a hacer, ya no recuerdo cómo se hacía, ya no quiero hacer nada más. Y me bloqueo. 

Y entro en bucle. 

Y otra vez. 

Estamos entrando en la recta final de este año que para mí no ha podido tener más altibajos, ha sido con diferencia el mejor año de mi vida y con diferencia el peor año de mi vida. Y, cuando echo la vista atrás solo me viene una pregunta a la cabeza, y es la misma que he repetido toda mi vida, ¿por qué? 

¿Por qué a mí? ¿Por qué yo? 

Estoy taaaan cansada. Estoy agotada, estoy hundida, estoy feliz. ¿Qué? ¿Cómo lo ves? 

Es ridículo lo que necesito a una persona a mi lado y, a la vez, lo bien que me apaño yo sola. ¿Cómo puedo echar de menos un amor que pienso que nunca han sentido por mí? Y, ¿por qué no puedo dejar de preguntarme cuándo me tocará a mí? 

Y esto, todo, es el worst ever. 

Edito para añadir que también he dejado de ver series o películas nuevas. Cada vez que me pongo la tele, que es solo para cenar, me pongo "Friends" o "How I met your mother", estoy en ese plan de "prefiero saber lo que va a pasar". Es que no me quiero llevar sorpresas, es que no quiero ver nuevas historias de amor, no quiero llorar ni tampoco voy a reírme a carcajadas. ¿Os ha pasado alguna vez? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

#UnaImagenUnaHistoria #1

Hola, queris.  Me he apuntado a esta fantástica iniciativa de  @misionmamaninja .  Una Imagen, Una Historia ¿Cómo funciona? "Cada semana subiré una imagen con los derechos de la persona que la haya hecho, lo único que tienen que hacer es copiar la imagen, echar a volar su imaginación en máximo una cuartilla y hacer una historia que les motive la imagen, no hay límite para el tipo de historia, es toda suya." Nuestra primera imagen es de Paula, la pueden encontrar en todas las redes sociales y este es su link de su página si quieren conocerla más. Gracias de antemano.  Porquesuenio Y aquí mi historia:  Tras años queriendo tener un bebé, pregunté por todo el mar, en todos los océanos, dónde podía conseguir uno. Nadie supo contestarme sólo acertaron a decirme que los bebés venían de algún sitio porque un día no estaban y al siguiente sí, que debía ser cosa de magia. Así que pedí ayuda a mi Hada Madrina, una preciosa sirena de pelo azul, ojos verdes y u

Camino FIV: La semana que estuve embarazada.

El pasado 22/02 me hacían la transferencia de un embrión de categoría C. Nuestro pequeño Minijedi o Chembrion. Desde ese día decidí que me iba a hacer ilusiones porque total si el resultado era negativo el hostión iba a ser el mismo sólo que no estaría dos semanas pensando en negativo, más bien todo lo contrario.  Y así empezó la semana que estuve embarazada. 

Camino FIV: La Punción Chanante... ¡Chanante!

Hola, queris. Ha llegado el día. Hoy os contaré cómo fue mi primera punción (además de lo más chanante vivido en eones).  Para empezar os diré una cosa que se me pasó en el último post sobre la FIV. Resulta que junto al Ovitrelle me tuve que pinchar otras dos cosillas: Fostipur y Procrin. El Procrin me lo habían dado en una jeringuilla ya cargada en la misma consulta de gine y cuando llegó el momento me puse el Ovitrelle (sin problema), el Fostipur (sin problema) y cuando fui a pincharme el Procrin... ¡¡¡la aguja tenía el grosor -aunque no la longitud- de una intramuscular!!!  No podía pincharme. Es que no entraba la aguja en ninguno de los ángulos y tenía que pincharme YA porque se me pasaba la hora. Me dio un ataque de nervios y empecé a decir "yo esto no me lo pincho, yo no me lo pincho, no me lo puedo pinchar, no, no, no, no me lo pincho, no, esto no". Vamos, LO NORMAL. Al final, Ángel puso cabeza y me dijo "yo te pincho" y yo, amablemente y c