Ir al contenido principal

2020: Copón y cuenta nueva.

Pero no copón de copa. Copón de copín y copete. 

Hola, queris. Soy como el Guadiana, ya veis. Esta mañana me ha dado por abrir el blog para pensar qué podía hacer con él ahora que me quiero quitar todo lo malo aprovechando el cambio de año y me he encontrado con esto. 


Mi posición actual en el ránking de Madresfera:275. Creo que no había subido nunca más del 300 y muchos y, la verdad, que me ha hecho ilusión porque yo amaba este blog y todo lo que ha significado para mí y ver esta "recompensa" pues mola. Cerrar el blog es algo que no se me pasa por la cabeza. Sí me gustaría darle un cambio de diseño, borrar entradas dolorosas (no nos vamos a engañar) e intentar empezar a escribir por lo menos una vez a la semana. Twitter, Facebook, Instagram... eso ya es otra cosa con la que sí que no sé qué hacer. 

Sé que algunos esperáis que haga un resumen del año, que cuente todas mis mierdas, pero, por primera vez, mi único propósito para el año nuevo es ser feliz. Y ya. No me importa cómo, dónde ni con quién (siempre que esté ella). Así que voy a empezar por no quejarme de todas las cosas que este precioso e hijo de mil putas Universo me ha mandado este año y todos los anteriores porque COPÓN. 

Así que desde mañana recupero mi tarro de las cosas buenas, donde iré apuntando algo bueno que me haya pasado al día -así el día que estoy de bajón meto la mano y recuerdo esas cositas. Y, de alguna forma, voy a hacer la "Hucha del Drama" que consiste en que cada vez que suelte un drama, meteré un eurillo, se me complica la cosa porque no suelo llevar nunca dinero en efectivo encima aunque a lo mejor invento algo con la cuenta de Revolut o la de PayPal. A esto le tengo que dar una vuelta para que todo tenga sentido porque ¿qué hago con ese drama money una vez que acabe el año? Ah, ni idea. 

No obstante, sí que me gustaría hacer una recopilación de las cosas buenas que me han pasado este año porque, aunque no lo parezca, también he tenido cosas muy buenas. 

- Conocí al amor de mi vida. Al amor más puro y real. Al único verdadero. Al único recíproco. 
- Mi hija es la niña más graciosa del mundo y con menos de un año ya le gusta gastar bromas. No sé de dónde lo ha sacado, si se lo ha visto a alguien o yo qué sé pero no puedo dejar de reírme cada vez que señala el techo con cara de asombro y diciendo "ohhh", tú miras y cuando bajas la mirada (porque no hay nada) ella te está mirando y partiéndose de risa. Sobra decir que me dejo engañar todas las veces. 
- Emma está llevando súper bien el tener que ir a la guardería. Y allí están flipando con ella. 
- Tuvo una fisio que es una persona maravillosa que no solo hizo que esté totalmente recuperada ella, además me ayudó a conseguir que me derivaran a la unidad de suelo pélvico y a rehabilitación. 
- Mi fisio de suelo pélvico y mi enfermera de urología están haciendo que tanto la cervicotrigonitis como los prolapsos que sufrí estén mejorando a pasos agigantados y estoy empezando a vivir como una persona normal (vale, casi normal). 
- El apoyo que estoy teniendo por parte de mi familia, amigos, profesionales sanitarios, compañeros de trabajo y vosotros, a los que no os conozco en persona pero que habéis contestado cada llamada de auxilio, cada lloro y cada queja es increíble, es algo que no había tenido en la vida y me hace sentirme abrumada del cariño que siento. 
- He recuperado a gente que había perdido y pensaba que nunca iba a recuperar y está siendo lo que necesitaba, sin ninguna duda. 
- Y, por último, en octubre llegaron a mi vida un montón de personas que me han salvado. Quitando a Emma, puede que encontrar este trabajo y en este momento exacto haya sido lo mejor que me ha pasado en la vida. No solo el trabajo me encanta, es que jamás pensé que podría trabajar rodeada de la gente que me rodea. Realmente no me puedo creer que haya tenido tan buena suerte. Este tema se me hace difícil de tratar porque por una parte me gustaría contaros con detalle cómo es mi día a día con ellos, lo bien que lo pasamos, lo bien que sacamos todo el trabajo, lo que los quiero, pero por otra, sé que luego se van a descojonar de mí, jajaja. Así que simplemente eso, que esta noche, carricoche. 

Se me hace muy (muy muy muy) difícil cerrar este año de esta forma. Después de todo lo que he luchado no entiendo aún lo que ha pasado. Y eso que os he dicho muchas veces, llevo toda la vida luchando por todo y últimamente solo tengo ganas de rendirme. Así que espero que 2020 me dé fuerzas para seguir. 

Y desearos a todos los que me leéis que vuestro año sea genial, independientemente de cómo haya sido 2019, que sea todavía mejor. Que sea infinitamente mejor que el resto de años de vuestra vida. Que este año seamos felices ♥

Comentarios

Entradas populares de este blog

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5] Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 

Camino FIV: La Punción Chanante... ¡Chanante!

Hola, queris. Ha llegado el día. Hoy os contaré cómo fue mi primera punción (además de lo más chanante vivido en eones).  Para empezar os diré una cosa que se me pasó en el último post sobre la FIV. Resulta que junto al Ovitrelle me tuve que pinchar otras dos cosillas: Fostipur y Procrin. El Procrin me lo habían dado en una jeringuilla ya cargada en la misma consulta de gine y cuando llegó el momento me puse el Ovitrelle (sin problema), el Fostipur (sin problema) y cuando fui a pincharme el Procrin... ¡¡¡la aguja tenía el grosor -aunque no la longitud- de una intramuscular!!!  No podía pincharme. Es que no entraba la aguja en ninguno de los ángulos y tenía que pincharme YA porque se me pasaba la hora. Me dio un ataque de nervios y empecé a decir "yo esto no me lo pincho, yo no me lo pincho, no me lo puedo pinchar, no, no, no, no me lo pincho, no, esto no". Vamos, LO NORMAL. Al final, Ángel puso cabeza y me dijo "yo te pincho" y yo, amablemente y c

#UnaImagenUnaHistoria #1

Hola, queris.  Me he apuntado a esta fantástica iniciativa de  @misionmamaninja .  Una Imagen, Una Historia ¿Cómo funciona? "Cada semana subiré una imagen con los derechos de la persona que la haya hecho, lo único que tienen que hacer es copiar la imagen, echar a volar su imaginación en máximo una cuartilla y hacer una historia que les motive la imagen, no hay límite para el tipo de historia, es toda suya." Nuestra primera imagen es de Paula, la pueden encontrar en todas las redes sociales y este es su link de su página si quieren conocerla más. Gracias de antemano.  Porquesuenio Y aquí mi historia:  Tras años queriendo tener un bebé, pregunté por todo el mar, en todos los océanos, dónde podía conseguir uno. Nadie supo contestarme sólo acertaron a decirme que los bebés venían de algún sitio porque un día no estaban y al siguiente sí, que debía ser cosa de magia. Así que pedí ayuda a mi Hada Madrina, una preciosa sirena de pelo azul, ojos verdes y u