Ir al contenido principal

Reseña Eat Pray Love



Hola, queris. El año pasado empecé este nuevo tipo de post en el blog pero tuve que parar por COSAS. De hecho, desde que COSAS, no he podido terminar ningún libro nuevo pero tengo pendientes de hablaros de algunos de los que pude leer antes de COSAS. (Aquí, Sita, ágil esquivando la #huchadeldrama, más info aquí.)

Me decidí a comprar este libro por la edición tan blandica. Hay que quererme así. Además compré la versión en inglés, cosa que hago siempre que veo un libro de segunda mano en inglés porque sí, este también es de segunda mano. 

Resultado de imagen de eat pray love

Título: Eat Pray Love
Autor: Elizabeth Gilbert
Editorial: Bloomsbury (la foto no corresponde)
Género: Autoayuda y Espiritualidad
Páginas: 346
Nos conocimos: Comprado. Segunda mano. Librería Aida Books&More Albacete

Sinopsis: A veces tienes que arriesgarlo todo y dejarte llevar. Después de un divorcio traumático seguido de un desengaño amoroso y en plena crisis emocional y espiritual, Elizabeth Gilbert decide empezar de nuevo y emprende un largo viaje para reencontrarse a sí misma. Lúcida y valiente novela autobiográfica, Come, reza, ama nos cuenta lo que ocurre cuando decidimos ser artífices de nuestra felicidad.

Mi opinión: A ver, dejando chistes a un lado... Este libro lo leí antes de mi divorcio traumático y creo que debería volver a leerlo. Me gusta mucho cómo está escrito, se hace muy cómodo de leer y es entretenido. Te hace pensar pero no lo veo como un libro de autoayuda, vamos, lo veo más de ficción pero si dice la autora que es real... La verdad que mientras lo leía me daban ganas de ver la película pero ya lo la llegué a ver al terminarlo así que me lo apunto en tareas pendientes. Cuando empecé a leerlo no estaba bien, no estaba feliz, no me quería, no disfrutaba de nada. Fue este libro, junto a otras cosas, lo que me ayudó a ser feliz y estar genial con mi pareja. Lo que yo pensaba que era feliz, luego resultó que él ni lo era ni me quería ni nada de nada. Aún así, a mí el libro me hizo cambiar mi forma de pensar. ¿Me llevé un palo? Efectivamente. ¿Sigo pensando como al acabar de leer el libro? No, pero estoy empezando a hacerlo. Si huyes de misticismos no es tu libro. Si quieres leer a una mujer luchadora y desquiciada, sí lo es. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Opinión Yovoyporti: servicio independiente de transporte IKEA

[Hoy escucho: kissfm; Nivel de dolor endometriósico: 6/5] Cuando Ángel y yo volvíamos de Ikea de comprar las cosas que necesitábamos para la mesa dulce que montamos en la boda (algún día prometo poner alguna foto y la lista) yo sólo podía pensar en cómo molaría un servicio a domicilio de Ikea para las ciudades en las que no tienen tienda (nosotros vamos a la tienda de Murcia normalmente), de hecho dije "oye, tendría que hacerme con una furgo y dedicarme a esto, seguro que ahí hay futuro" pero claro, entre mi epicondilitis y mis dolores endometriósicos 28 días de cada 30 pues ponte tú a cargar y descargar así que descarté la idea... y en unos días, menos de una semana os lo juro, me sale en Facebook (por esa magia que tiene Facebook de sacarnos publi de cosas de las que acabamos de hablar) publicidad de Yovoyporti. 

Camino FIV: La Punción Chanante... ¡Chanante!

Hola, queris. Ha llegado el día. Hoy os contaré cómo fue mi primera punción (además de lo más chanante vivido en eones).  Para empezar os diré una cosa que se me pasó en el último post sobre la FIV. Resulta que junto al Ovitrelle me tuve que pinchar otras dos cosillas: Fostipur y Procrin. El Procrin me lo habían dado en una jeringuilla ya cargada en la misma consulta de gine y cuando llegó el momento me puse el Ovitrelle (sin problema), el Fostipur (sin problema) y cuando fui a pincharme el Procrin... ¡¡¡la aguja tenía el grosor -aunque no la longitud- de una intramuscular!!!  No podía pincharme. Es que no entraba la aguja en ninguno de los ángulos y tenía que pincharme YA porque se me pasaba la hora. Me dio un ataque de nervios y empecé a decir "yo esto no me lo pincho, yo no me lo pincho, no me lo puedo pinchar, no, no, no, no me lo pincho, no, esto no". Vamos, LO NORMAL. Al final, Ángel puso cabeza y me dijo "yo te pincho" y yo, amablemente y c

#UnaImagenUnaHistoria #1

Hola, queris.  Me he apuntado a esta fantástica iniciativa de  @misionmamaninja .  Una Imagen, Una Historia ¿Cómo funciona? "Cada semana subiré una imagen con los derechos de la persona que la haya hecho, lo único que tienen que hacer es copiar la imagen, echar a volar su imaginación en máximo una cuartilla y hacer una historia que les motive la imagen, no hay límite para el tipo de historia, es toda suya." Nuestra primera imagen es de Paula, la pueden encontrar en todas las redes sociales y este es su link de su página si quieren conocerla más. Gracias de antemano.  Porquesuenio Y aquí mi historia:  Tras años queriendo tener un bebé, pregunté por todo el mar, en todos los océanos, dónde podía conseguir uno. Nadie supo contestarme sólo acertaron a decirme que los bebés venían de algún sitio porque un día no estaban y al siguiente sí, que debía ser cosa de magia. Así que pedí ayuda a mi Hada Madrina, una preciosa sirena de pelo azul, ojos verdes y u